Saltar al contenido
Anuncios

‘Mary y la flor de la bruja’. ¿Un déjà vu de Miyazaki?

mary2

El Studio Ghibli llevaba unos cuantos años con la producción de largometrajes detenida desde que el 3 de agosto de 2014 se diese públicamente esta triste noticia. Supuestamente, Hayao Miyazaki se retiraba, y, para colmo, Isao Takahata casi tampoco estaba activo (murió de hecho, y por desgracia, el pasado 5 de abril de cáncer de pulmón). Aunque el 10 de agosto de 2017 dicho estudio volvió a abrir sus puertas a la producción de filmes largos, algunos directores como Hiromasa Yonebayashi, junto a otros guionistas y animadores, se habían marchado ya y fundado el Studio Ponoc, que muestra en su logotipo a Mary de su primera producción estrella, Mary y la Flor de la Bruja, en lo que es toda una declaración de intenciones (en el de Ghibli, como sabemos, aparece Totoro).

mary5

Mary y la Flor de la Bruja, tercera obra de Yonebayashi tras Arrietty y el Mundo de los Diminutos y El recuerdo de Marnie, es una película muy bonita y con una animación impecable, aunque se nota demasiado la sombra alargada, alargadísima, de las obras del mencionado Miyazaki. Niña bruja (que recuerda a Niki de Nicky, la aprendiz de bruja), mundo mágico conectado con el real (que recuerda a El viaje de Chihiro), villanos brujos, abuelita entrañable, metáforas y alegorías, mensaje ecologista y de buen trato hacia los animales, protagonista femenina con gato. Vale, exactamente no es una copia descarada de ninguna película del creador de La princesa Mononoke, pero sí que nos enfrentamos en ella a un déjà vu constante. También tiene algunos fallos de guión y algunas lagunas. Y también, ojo, algunos momentos muy buenos.

mary3

Mary y la Flor de la Bruja está basada en la novela La pequeña escoba de palo de Mary Stewart y narra una historia de superación, de aventuras, de integridad y de amor por la naturaleza en la que una niña encuentra el poder de la magia y se enfrenta a unos magos corruptos. En sus partes positivas, tiene una trama que se sigue con fluidez, unos personajes entrañables, un toque siniestro que todo buen cuento de hadas luce bien y, por supuesto, una animación como he dicho impecable. En el punto flaco, como he dicho, todo recuerda demasiado a producciones anteriores de Ghibli, y además a veces con cierto descaro. También la historia recuerdo que tiene lagunas: no se profundiza en el mundo de los magos, y apenas se sabe nada de sus estudiantes y de otros personajes que aparecen de pasada.

mary4

El filme tiene momentos excelentes como el duelo en la casita de la bruja y otros fallidos (como una introducción muy desgajada del conjunto general) que le impiden ser redondo. No es, en absoluto, a pesar de todo, una mala producción. Mary y la Flor de la Bruja es animación de la buena. Le falta la brillantez, pero sus fallos no son grandes y sus referencias no llegan a empantanarla por completo. Veremos qué nos trae en el futuro este recién fundado Studio Ponoc.

 

 

José Torres Criado

Escritor. Lector omnívoro. Viajero de las viñetas. Melómano indisciplinado. Autor de la novela corta ‘Imagen corporativa’, publicada por Ediciones El Transbordador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: