Saltar al contenido
Anuncios

Fantasía Fantasiosa: Capítulo Palito Palito

Capítulo anterior

Continuo con mi labor de atreverme a narrar la síntesis, el remix, de todos los fan fics y cuentos cutres escritos por quinceañeros que quieren hacer fantasía genérica y creen que con entusiasmo se arregla todo. Aquí descubriremos nuevos sugerentes personajes y las carencias típicas de los que se crían viendo vídeos de Internet.

Mientras su padre hablaba con los simpáticos desconocidos, Protagonista se puso a mordisquear la rata de campo, que se había quedado fría.

–Qué raro, juraría que oigo algo así como una rana gigantesca croando…

Pero se olvidó del tema, porque de repente, en la esquina al lado del urinario, surgió una mágica luz angelical con coro y todo. Y la luz se condensó hasta formar una figura femenina.

–¿Quién eres tú?

La muchacha, o lo que fuese, tenía el pelo con el color de la leche cortada y la piel blanca como la lefa.

–Has sido elegido para una importante misión. Tendrás que salvar al mundo de la oscuridad.

Ya veis, un argumento súper nuevo, fresco y original. Pero la gente siempre quiere lo mismo, así que toma tópicos a muerte.

–Escucha, Protagonista, tienes que ir a…

–¡De acuerdo!

Y se fue por la puerta de atrás. La chica hizo un féizpalm y Protagonista volvió al instante.

–Eh… ¿A dónde has dicho que tenía que ir?

–¡Aún no lo he dicho! Uf, ojalá me hubiera tocado ir al sueño de Peinado, pero noooooo, a mí me tenía que tocar el niño este. Escucha: tienes que ir a la Ciudad Con Nombre, y una vez allí buscar al Maestro You.

–Ah, osea, Yu.

–No, Yu no, se llama You. I Griega, O, U.

–Eh, espera, ¿me estás diciendo que en un mundo imaginario de fantasía usamos el alfabeto latino y hablamos en castellano?

–¡Sí! Bueno, salvo los medianos, que hablan en perfecto inglés y toman el té en sus jardines donde absurdamente nunca les molestan durante miles de años… hasta que pasa un protagonista, entonces da la casualidad que tiene que salvar a los medianos y a lo mejor se unen varios a su grupo.

–Entonces lo que tengo que hacer es que los orcos ataquen a los medianos…

–Noooooo. Tienes que…

–¡Vivir la vida loca!

–Tampoco, ni de coña, eso es para los caóticos neutrales. Tienes que ir a buscar a You. Y escapar de estos hombres que están hablando con tu padre, porque han venido a matarte.

–¿Y podré salir hacia esa ciudad sin que me detecten? Porque digo yo que irán bien preparados.

–Lo están, pero no debes preocuparte.

–Ah, vale.

A la tía se le abrieron los ojos como los de la rana que estaba fuera. O_O

–¿No te preocupas?

–¡Pero si me has dicho que no me preocupe!

–Ay mami, por favol… tú ahora tienes que preguntarme ”¿pero cómo vamos a salir de aquí sanos y salvos?”

–Sí vale, que estoy muy preocupado y todo eso.

–¡Gilipollas, a una aparición legal buena no se le contesta sin ganas, o te mando un ejército de paladines! ¡Repite la frase!

–Joder, vale… ”¿Pero cómo vamos a salir de aquí sanos y salvos?”

–Ah, Protagonista, no debes preocuparte, porque con mi magia del BIEN modelo ”deus ex machina” te salvaré por la puta cara.

(Sí, la magia es en latín patatero) Aliquis hoc exspectābat?

Y salieron sigilosamente por la puerta trasera. Escucharon que los soldados detenían a su padre y empujaban la puerta principal de la casa.

–¡Rápido!

–No te preocupes, me convertiré en yegua. Pero antes, ¿no tienes nada que decirme?

–¿Qué? ¡Que vienen los malos!

–¿Pero no tienes nada que decir de que me haya aparecido desnuda? Hasta me he depilado el toto y ni has mirado.

–Ah, pues vale, sí, estupendo.

–¿Pero a ti qué coño te pasa? [¡Eh! ¿Lo pilláis? ¡Qué coño te pasa, jaja! ¡Porque está enseñando el…! Vale, no interrumpo más…] ¿Es que te gustan los hombres o qué?

–Pues sí, soy guei. ¿Es que el protagonista no puede ser guei?

La tía estuvo a punto de mandarlo a la mierda, pero como empezaron a empujar la otra puerta (porque los malos son tontos y no se les ocurrió que alguien rodeara la casa) se convirtió en una yegua blanca como… yo qué sé, como la horchata.

Protagonista montó en ella y escaparon a toda leche, ya que la montura era blanca, pero… ¿qué clase de leche?

Los soldados les vieron huir y llamaron al jefe, que era el de la capucha misteriosa (oh, qué sorpresa).

–¡Mire, Jefe Malo Cutre, escapan a caballo!

–No hace falta que digas mi apellido, con llamarme Jefe Malo ya vale. Y ahora, ¡montemos y a por ellos!

–Esto, señor… es que hemos dejado los caballos al otro lado de la casa. Pensamos que no era buena idea entrar con caballos dentro.

–¡Joder! Esto me pasa por meterme a caótico maligno. Ya me lo dijo mi madre ”hazte neutral neutral, que la gente nunca se mete con ellos…”

–¿Entonces somos caóticos?

–¡Pues claro que sí, pedazo de idiota!

–¡Entonces no tengo que obedecer órdenes! ¡Fiesta!

Jefe Malo le dio una ostia.

–Que seamos caóticos no significa que seamos gilipollas… Y ahora, traed rápido los caballos negros para capturar al niño ese que tiene una flecha señalándole.

Y se dibujó una sonrisa en sus labios, que parecía la de la mascota de Disturbed.

Bueno, como se pronuncie, ya sabéis cuál digo, el grupo ese que siempre está this is the end of the world blah blah blah…

Ups, me parece que me acabo de ganar mis primeros comentarios negativos con esa crítica…

[Las ilustraciones, con su estilo acorde con el género, son cortesía de Don Loco]

Jefe Malo Cutre
Jefe Malo a secas para los colegas de trabajo
Anuncios

M.E.F.P. Ver todo

Sólo soy alguien que intenta escribir... y a veces lo consigue.

https://www.youtube.com/channel/UCXRASF9opyRxrjkxNQ2eQyA

https://t.me/wzayei

2 comentarios sobre “Fantasía Fantasiosa: Capítulo Palito Palito Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: